Cómo la información que consumes define la persona que serás

Quiero empezar este blog hablando de la propia utilidad del mismo.

Tendrás que decidir si vas a seguir leyendo éste y otros artículos en función de lo que te puedan aportar, ya que vas a invertir las dos cosas más valiosas que tienes: tu tiempo y tu atención.

Es muy probable que esta lectura influya en tu futuro . Espero que así sea.

La información que consumes no es inocua.

La información que recibes va configurando tu sistema de creencias ( la suma de varias ideas).  Según piensas, así actúas. Tus acciones repetidas configuran hábitos. Estos hábitos generan resultados que van construyendo tu identidad y definiendo la persona que serás. 

Somos sistemáticamente impactados por un exceso de información que no elegimos.

Vivimos en un entorno “infoxicado” ( Alvin Toffler, 1970) o de  sobrecarga de información,  que nos inhabilita para tomar decisiones o , como mínimo, nos complica bastante a la hora de tomar aquella que más nos beneficia.

Por lo tanto, si queremos tener el control debemos diseñar nuestro propio entorno informativo,  de manera proactiva y consciente, eliminando o reduciendo el consumo de información que nos perjudica y aumentando el consumo de aquella que nos beneficia.

Hay diferentes tipos de información que se se consume en diferentes momentos y que proviene de diferentes fuentes.

 Tipos de información

Identifiquemos con una fórmula sencilla los tipos de información , según su utilidad.

Como norma básica te propongo consumir principalmente información que sea útil para lograr tus objetivos. ( En otros artículos, te  propondré estrategias eficientes para definir tus metas) 

¿ Cómo podemos catalogar la información en base a este criterio ?

Información Tóxica

Es falsa  o parcialmente falsa.

Genera estados de ánimo negativos ( miedo, ansiedad , envidias…). No necesariamente falsa.

Está diseñada para manipularnos.

La más peligrosa es aquella elaborada por expertos en comunicación que logran que , a pesar de ser falsa o esté manipulada, dé la impresión de ser veraz. 

Es omnipresente en nuestra sociedad actual, pues es muy accesible y disponemos de gran cantidad. Usando una analogía de la alimentación serían los alimentos ultraprocesados, que son perjudiciales para nuestra salud y los podemos encontrar en cualquier parte.

Es tóxica porque consume tu tiempo, te lleva a actuar en base a una información errónea ( no logras resultados o logras resultados no deseados) o porque su impacto emocional negativo reduce significativamente tu nivel de energía.

Debemos eliminar ( o en su defecto reducir al máximo)  el consumo de este tipo de información.

Advertencia: gran parte la podemos encontrar en medios de comunicación de cierto prestigio, plagados de noticias manipuladas y/o noticias  que generan un impacto emocional negativo , cuyo fin es inocular ideas concretas y/o miedo en los ciudadanos.Piénsalo bien: Una persona con miedo es mucho más manipulable.

Algunas redes sociales contienen más volumen de este tipo de información que otras.

Información neutra o irrelevante

Información de poco valor cuyo fin principal es el entretenimiento y la distracción, lo cual es útil en momentos puntuales.

Aquí la pregunta clave es ¿ De que nos distrae ? 

Es adictiva y consume uno de nuestros recursos principales : el tiempo.

Parece inofensiva, pero tiene un fuerte impacto en el largo plazo por el coste de oportunidad de no invertir ese tiempo en tus metas.

Esta información está muy disponible y es un alto porcentaje del contenido que puedes encontrar en la mayoría de redes sociales.

Como recomendación, controla y modera su consumo.

Advertencia: Alguna información tóxica y manipulada se disfraza de entretenimiento y diversión. Estate atento para identificarla.

 Información Relevante

Aquella que es veraz y útil. Es neutral y contrastada y respetuosa con el lector.

No pretende manipular, sino aportar información de valor para el individuo.

Te forma, te ayuda a crecer y a lograr tus objetivos.

 Suele estar avalada por la ciencia, emitida por fuentes fiables y por autores independientes.

Su consumo requiere de un mínimo esfuerzo intelectual, pues implica una lectura atenta con foco y reflexión.

Es la información menos accesible y tendrás que hacer un esfuerzo para localizarla y diseñar tu entorno para hacerla accesible.

Esta información se encuentra , principalmente, en  libros, escasamente en televisión, en podcasts de temáticas concretas, algunos perfiles o páginas específicas en redes sociales y blogs.

Advertencia: Cuidado con el sesgo de autoridad. Gran parte de información tóxica esta avalada por estudios científicos falsos o manipulados , y emitida por falsos profesionales o profesionales no independientes que han sido patrocinados para avalar dicha información.

Como verás la cosa se complica. Nadie dijo que esto iba a ser fácil. Lo que más me interesa es que cuestiones toda la información que te llegue,  y te preguntes de qué clase es , en lugar de aceptarla y consumirla sin ningún tipo de reflexión.

Quiero añadir una reflexión sobre un tipo de información concreta: La publicidad. 

La mayoría de la publicidad será información tóxica, ya que estará manipulada por intereses comerciales. No obstante  hay un pequeño porcentaje que te ofrecerá productos y servicios útiles y relevantes para tu vida con información veraz. Estate muy atento a la publicidad para que no te la cuelen.

Primero: Filtra y Elimina

Toma consciencia de que tu tiempo es limitado y que somos incapaces de asimilar toda la información a la que estamos expuestos.

Mientras no elimines la información tóxica o irrelevante, no dispondrás del tiempo necesario para la información relevante, por lo tanto eliminar es el primer paso.

Analiza todos los contextos ( qué información consumes y cuándo).Sé consciente de cuánto tiempo pasas viendo la televisión y proponte limitarlo y elegir lo que quieres ver; analiza los correos que recibes en tu mail ( y bloquea el  spam, newsletter de temas que no te interesan, …etc); analiza todas tus redes sociales (  y deja de seguir hoy mismo a personas o perfiles que no te aporten nada).

En resumen: Analiza, organiza y elimina.

Elige el Momento

No solo tendrás que elegir la información que consumes. También en qué momento la consumes.

Todo nuestro entorno está diseñado para capturar nuestra atención a través de disparadores ( triggers) que nos incitan a iniciar el consumo de información. ( anuncios por todas partes, notificaciones en el móvil, sonidos, ventanas emergentes en el PC…)

Piénsalo: No decides la información que consumes, pero tampoco cuando la consumes.

Además de dejar lo que estábamos haciendo para consumir información de manera pasiva, el hecho de recibir un gran volumen de información no relevante y contradictoria puede dificultar la consecución de nuestros objetivos . 

Es importante separar el consumo de cualquier tipo de información de los momentos de acción.

Por ejemplo, las personas que intentan perder peso están continuamente recibiendo información contradictoria sobre lo que deben comer o que tipo de ejercicio deben hacer (profesionales con diferentes opiniones, tendencias contradictorias,  etiquetado de los alimentos ) .Imagina que has decidido realizar entrenamiento de fuerza y comer huevos para perder peso y recibes una información de que lo idóneo sería hacer sólo ejercicio aeróbico y comer ensaladas. ¿ Qué haces ?      ¿ quién tiene razón ? Te bloqueas y no haces nada.

Localizando Información Relevante.

La primera pista es que no es la información mas accesible.   

Lo más difícil será localizar la primera fuente fiable , pero una vez localizada solo tendrás que tirar del hilo ( otros profesionales que mencionan, referencias, fuentes , enlaces…).  

Ese punto de partida puede ser una simple palabra clave  que nos abrirá el paso a ese ecosistema de información relevante.

Por ejemplo, si usamos en el buscador la palabra ” dieta” lo más probable es que encontremos información de todo tipo: tóxica ( de productos o dietas milagrosas sin validez científica y manipulada por intereses comerciales) , neutra ( información que no genera ningún efecto perjudicial , pero sin ningún efecto sobre la pérdida de grasa) y ,con suerte , información relevante que nos va a costar mucho filtrar si no tenemos conocimientos previos. 

Sin embargo si usamos por ejemplo la palabra ” macronutriente” o ” adherencia a la dieta”  encontraremos información mucho más relevante. En este caso el uso de una palabra más técnica nos abre la puerta a un ecosistema de información relevante basada en evidencia científica.

Mi hijo de 8 años, al que siempre le han interesado los disfraces “buenos”, se quebraba la cabeza buscando en internet “disfraz de spiderman bueno” o ” disfraz de spiderman bien hecho”. Se frustraba porque los resultados de imagenes que encontraba no se parecían al superheroe original de la película que había visto. Un día le indiqué que buscara cualquier disfraz, sustituyendo la palabra “disfraz” por la palabra ” cosplay” ( según wikipedia es una representación realista de un personaje de ficción”). Los resultados que ahora encuentra le emocionan. Prueba tu mismo estos ejemplos y verás los resultados.

Lo complicado es localizar esas palabras clave para mejorar la calidad de la información. Cuanto más aprendes, más capaz eres de contrastar la información sobre ese tema e irás localizando esas palabras clave que acelerarán de manera increíble tu aprendizaje.

Un advertencia:  cuidado con el sesgo de autoridad, pues nada nos garantiza que una persona por el simple hecho de tener un titulo o ejercer una profesión vaya a aportarnos información relevante. De hecho este recurso se usa bastante en publicidad para dar veracidad a servicios y productos de dudosa calidad.

Elige tu Propia Aventura

Vamos a imaginar ahora dos personas que consumen la información de forma diferente y piensa sobre como este comportamiento modificará sus vidas en el largo plazo.

Situación 1.

Juan recibe una alerta de sonido y ventana emergente en el móvil. Inmediatamente lo mira y ve que es una notificación de publicación de una página de Facebook que sigue. Es un vídeo de unos perros muy graciosos que ladran al ritmo de la música. Ya que ha entrado y decide pasar un tiempo mirando todas las publicaciones de las decenas de grupos,  páginas y personas  que sigue ( muchas de ellas incluso de temáticas que no lo interesan). Cuando se quiere dar cuenta han pasado más de 20 minutos. Esto lo hace Juan 3 veces al día, por lo que en total pasa una hora al día, 7 horas a la semana, 30 horas al mes, 360 horas al año… 

Situación 2

Ana tiene todas las notificaciones del móvil, ventanas emergentes e incluso las llamadas silenciadas ( piensa que prefiere devolver la llamada cuando tenga tiempo y si es importante , en lugar de que la puedan interrumpir con la lectura del libro que está leyendo) . Está leyendo un libro en inglés de nutrición ( porque se ha propuesto perder peso y mejorar su inglés). Una vez al día entra en sus perfiles de redes sociales ( casi siempre en PC porque la mayoría las ha desinstalado del móvil) y sigue a unos pocos perfiles ( ha eliminado todos los que no le aportaban nada) donde aprende palabras en inglés, recetas saludables, y ve vídeos de surfistas ( le apasiona este tema) donde explican técnicas para mejorar.  ..

¿ Puedes imaginar a lo largo de los años cómo será la vida de cada uno ?

Accionables

¿ Que son los accionables? Son acciones muy concretas y sencillas de aplicar con un alto impacto sobre tu vida en el medio y largo plazo. Muchos de ellos, si los repites, se convertirán en hábitos. Todos los artículos del blog tendrán una última parte con accionables.

1. Elimina todos los sonidos y notificaciones del móvil.  Valora incluso si puedes silenciar las llamadas. 

2. Desinstala ahora todas las aplicaciones que consideres que te hacen perder el tiempo y tu atención, y que no aportan nada útil.

3. Dedica una tarde a revisar todas tus redes sociales. Deja de seguir a todos los perfiles, páginas y personas que no te aporten información relevante.

4. Dedica un tiempo a darte de baja de todos los e-mails que no has solicitado.

5. Como normal general , no consumas noticias. Si es importante te vas a enterar. Pregúntate ¿ merece la pena infoxicarse para ” estar actualizado” ? 

6. Compra al menos tres libros que te interesen ( ya sea en formato físico o digital) y ten siempre a mano tu e-book o el libro físico en lugares a la vista ( mesa del trabajo, mochila, bolso, mesilla de noche..) . Siempre que termines un libro compra al menos otro para tener siempre tres. Es el dinero mejor invertido.

 

 

Si quieres conocerme mejor y también el proyecto Habitocracia te recomiendo que escuches las siguientes: Entrevistas en Podcasts

13 comentarios en “Cómo la información que consumes define la persona que serás”

  1. ¡Enhorabuena por el primer artículo y por el lanzamiento de la web!

    Aunque me ha gustado todo, me ha resultado especialmente útil la última sección con accionables.

    Muchas gracias por dedicar tu tiempo a hacernos más productivos. No me perderé ningún artículo. 🙂

  2. ¡Enhorabuena por el lanzamiento! Se ha hecho esperar un poco, pero ahora todo es coger el ritmo… el hábito mejor, ¿no?

    Seguiremos leyendo por aquí, a ver en qué tipo de persona nos conviertes… 😉

    Un saludo.

  3. Muy buen artículo! Con el exceso de información y de estímulos de nuestro entorno actual es muy fácil perder mucho tiempo y energía en cosas que lejos de aportarnos nada, mas bien nos alejan de nuestras metas.

  4. Enhorabuena y gracias por tus ejemplos y accionables. También por animarnos a que no seamos sólo espectadores de lo que nos llega.
    Seguro que te leeré y escucharé los podcasts con tus consejos. Inquietud lleva a experiencia creo que es, en resumen, lo que más he aprendido de ti.

  5. Hola Carlos,

    Muy bueno !

    Una pregunta… ¿cómo optimizar el tiempo cuando te falta energía para ser produtivo en cualquiera de los ámbitos?

  6. Hola Valter.
    Buena pregunta. Sin energía es difícil hacer frente a nuestros proyectos. Todos pasamos por diferentes ciclos de energía.
    Yo creo que la clave en este caso es centrarse en la herramienta que usamos para todo: nuestro cuerpo. A veces es necesario focalizarnos en recuperar la energía a través del ejercicio, del descanso , de una buena alimentación y de tener tiempo de calidad con la gente cercana. Cada persona tendrá su truco para recargar las pilas, por lo que creo que es importante encontrar lo que nos funciona a cada uno.
    Cuando estoy con falta de energía salgo a correr suave y a respirar aire puto a un parque grande que hay cerca de mi casa, trato de descansar 20 minutos al mediodía,y a mi me sirve hacer ayuno por la mañana ( no comer nada hasta al mediodía) .
    Como te digo, es importante encontrar lo que nos funciona a cada uno para resetear nuestro cuerpo y también nuestra mente, una clave básica para frontar los retos y proyectos de cada día.
    Un Abrazo

  7. Hola Carlos,

    Muchas gracias por tu esfuerzo divulgativo.

    Me propusiste entrar en “Habitocracia” el otro día en el gimnasio justo en este momento en el que encaja bastante.

    Muy interesante tu propuesta y las referencias que me han llevado hasta “diario de un Knowmad”.

    De lo que no tenía hecho o había realizado intuitivamente respecto a la información que consumo, me ha resultado muy útil leerlo, tomar notas y aplicarlo desde ya en lo que no lo hacía y tomar el hábito aplicar los accionables propuestos.

    Un fuerte abrazo!
    Nos vemos.

  8. Hola Guillermo. Me alegra mucho que te sea útil y que hayas descubierto a una persona tan interesante como Raúl de ” Diarios de un Knowmad”. Un Abrazo

  9. Carlos, he leído el segundo artículo, pero no puedo dejar comentarios en él. Espero con atención el tercer artículo, creo que estará al caer. Muchas gracias.

  10. Gracias Guillermo por avisarme. Ya he activado la opción de dejar comentarios en el segundo artículo. Estaba deshabilitada por error.El tercer artículo este fin de semana. Un Abrazo

Deja un comentario